Este puente de bambú se construye y desmonta cada año en Kampong Cham

El bambú es conocido por ser uno de los materiales ecológicos más populares de los últimos años. Sin embargo, es interesante saber que en algunos lugares se ha utilizado desde siempre para erigir todo tipo de objetos y construcciones. En la ciudad camboyana de Kampong Cham por ejemplo, existe un puente que prácticamente se ha convertido en una tradición para sus habitantes.

Este conecta la urbe con la pequeña isla de Koh Pen Island, que se encuentra en medio del río Mekong.

Lo interesante del puente es que está hecho completamente de troncos de bambú y es temporal.

Cada año, cuando comienza la estación seca y los temporales se retiran disminuyendo las aguas, este es construido para dejar pasar a las personas.

En cambio cuando comienzan las lluvias y la corriente se acrecienta, el mismo es desmantelado para abrir paso a los barcos, ya que el bambú por sí solo no soportaría tanta presión.


Cuando el puente se halla de pie, es normal que la gente no solo crucé a pie, sino también en bicicleta, motocicleta o automóvil.

Curiosamente pasar con transportes se ha convertido en un pasatiempo divertido, por el que incluso turistas han llegado a pagar.

Y es que la flexibilidad del bambú proporciona la sensación de estar remontando una ola cuando vas en tu vehículo.

Los amantes de la adrenalina pueden pagar hasta alrededor de 2 centavos por riel, contribuyendo así al mantenimiento de la pasadera, que al año puede costar hasta $60,000.00.

No obstante, todo parece indicar que este sería el último año de este peculiar puente, pues en marzo del 2018 se terminó de construir uno de cemento a un par de kilómetros de distancia.

Lejos de lamentar la posible desaparición del primero, los lugareños de Koh Pen Island reconocen que será más conveniente y seguro contar con esta nueva construcción.

Añadir comentario