Al subirse al autobús notó que una pequeña estaba llorando. Lo que hizo al darse cuenta de que era un secuestro fue increíble

No es ninguna novedad que hay gente muy mala en todo el mundo, especialmente en grandes ciudades en las que gente sin empleo opta por métodos ilegales y poco honestos para ganarse la vida.

El secuestro es una de las peores cosas que una persona puede hacer, razón por la que es importante que la gente ponga de su parte y ayude a las autoridades a detener a estas personas.

Esta historia fue compartida por Maca Díaz en su cuenta de Facebook, en dónde cuenta lo que sucedió cuando se dio cuenta que estaban secuestrando a una pequeña

Al subirse al autobús notó que una pequeña estaba llorando. Lo que hizo al darse cuenta de que era un secuestro fue increíble

Todo comenzó con Maca esperando el autobús como de costumbre. Mientras esperaba notó que una pareja llegó y se pararon a su lado, llevaban a una pequeña de 4 o 5 años llorando. Muchos niños lloran con sus padres, por lo que esto no levanto ninguna sospecha.

Cuando se subieron al camión se sentó un poco cerca de ellos, por lo que noto que la pequeña no dejaba de llorar, pero lo que más llamó su atención fue que ni el hombre ni la mujer que iban con la niña hacían el mínimo esfuerzo por calmarla, y cuando le hablaban lo hacían de forma muy violenta. Pero todo cambió cuando escuchó claramente que la niña decía “quiero a mi mamá”.

Al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, de forma rápida y discreta, Maca se paró y se acercó con el conductor para informarle todo lo que estaba sucediendo atrás, una situación con todas las señales de secuestro. El conductor entendió a la perfección, por lo que cerró todas las puertas del camión y fue disminuyendo la velocidad hasta detenerse mientras Maca le hablaba a la policía.

La respuesta de las autoridades fue casi instantánea, en un par de minutos había llegado una patrulla al lugar. La pareja de secuestradores notó que algo estaba pasando, por lo que hicieron varios intentos por abrir la puerta del camión y bajarse.

Maca intentó calmarlos y ellos le dijeron que esa pequeña era su sobrina, pero la niña rápidamente comentó que no era cierto y que quería ver a su mamá. Llegaron los policías y capturaron a la pareja mientras felicitaban a Maca por sus acciones.

Esta historia es una muestra de que cuando la gente se une y ayuda a los demás es mucho más fácil arrestar a los delincuentes y secuestradores.

Añadir comentario