Su abuelo falleció y lo único que les dejó fue un garaje. Jamás se hubieran imaginado lo que encontraron adentro

Un hombre solitario que vivía en Newcastle, Inglaterra, y que era llamado “El viejo Harold”, era muy tranquilo, especialmente luego de que su esposa murió hace 20 años. Desde aquel entonces, solo se dedicaba a trabajar, y sus hijos que ya eran mayores, con sus propias familias, no tenían mucho tiempo para ir a visitarlo.

Su abuelo falleció y lo único que les dejó fue un garaje

Así, Harold Carr vivía en soledad y en completa tranquilidad, solo en fechas navideñas su casa se llenaba de voces y risas, pero el resto del año la casa estaba en completo silencio.

Un día como cualquiera, Juliette, una de las hijas de Harold, recibió una llamada telefónica:

“Señora, le habló para hablar de su padre, ha fallecido”, fueron las palabras que una enfermera le dijo, así que ya era momento de que comenzaran con todo el papeleo y los preparativos para el funeral, toda la familia estaba muy triste a pesar de que no pasaban mucho tiempo con su padre, ya que, aunque no lo veían, sus hijos y sus nietos lo llamaban casi todos los días para ver como estaba, especialmente una nieta de cinco años que siempre les hablaba.

Su abuelo falleció y lo único que les dejó fue un garaje

Luego del entierro, a la mañana siguiente, sus hijos recibieron una llamada por parte del abogado de la familia, era necesario que asistieran a su despacho para hablar, Cuando fueron, el abogado les dijo que además de su casa, su padre les dejo todo lo que había en su garaje, lo cual tendría que ser dividido en partes iguales entre sus hijos y sus nietos.

Harold siempre fue un amante de los autos, y dentro de su garaje se encontraron con un Bugatti Tipo 57S Atlante, un auto que está valuado entre 5 y 7 millones de dólares, ya que solo se hicieron 43 coches de ese modelo en el 1937.

Su abuelo falleció y lo único que les dejó fue un garaje

Luego de unos meses lograron vender el auto en una subasta, en donde fue vendido por $10 millones de dólares, dinero que se repartió entre todos los integrantes de la familia, tal y como Harold había querido.

Añadir comentario