Temía estar en el mismo elevador que ella, hasta que vio lo que había debajo del velo

Los tiempos actuales se han vuelto especialmente difíciles para los musulmanes, a causa de los ataques terroristas librados en el mundo por unos cuantos radicales, por los cuales todos ellos han tenido que pagar. ¿Cuántas historias de discriminación no hemos escuchado en contra de ellos? ¿Cuántas personas no sienten miedo o ansiedad, por el simple hecho de encontrarse en el mismo lugar que una mujer con burka o un hombre de aspecto árabe?

La única manera de combatir esos prejuicios, es sensibilizando a la gente a base de cultura. Y eso es justamente, lo que logra el emotivo cortometraje que estas por ver a continuación.

Un chico entra en el mismo ascensor donde espera una mujer musulmana. Va tapada de pies a cabeza y lo único distinguible en ella, son sus ojos. Al principio él se ve sorprendido. Mira hacia atrás para ver si nadie más va a entrar a su lado y finalmente, entra, con ciertas reservas.

La situación se pone tensa cuando el elevador sufre una avería y los dos se quedan estancados en el interior. Pasan minutos de angustioso silencio, en los que el muchacho solo puede mirar a su acompañante con nerviosismo.

De pronto, ella se quita el velo. Y entonces él descubre que no todo es lo que parece…

Este corto le ha dado la vuelta a Internet miles de veces, demostrando a las personas que hoy más que nunca, no podemos juzgar a nadie por su cultura ni creencias. No todos los musulmanes son terroristas. La mayoría de ellos son gente decente, quizá con ciertas restricciones debido a la religión que profesan pero que al fin y al cabo, solo quieren paz y no buscan obligar a nadie a aceptar su punto de vista.

Recordemos que es más la gente buena, que la que quiere hacer daño.


Él tenía miedo de estar en un ascensor con ella… por thechacal537

Añadir comentario