Viejita quiere comprar 12 condones en la farmacia, el cajero se desmaya al escuchar la razón

Nuestro mundo puede ser muy serio y estresante de vez en cuando.

Así que a veces puede ser rico disfrutar de una historia divertida y simplemente reírse.

Yo no tengo ni idea si han leído esta antes, pero me causó mucha risa y por eso no puedo dejar de compartirla con ustedes

Empieza bastante calmadamente con dos damas mayores que están hablando afuera de un ancianato, pero va terminar con un momento especial y mágico en la farmacia….

Dos damas mayores, Olga y Erna, estaban sentadas afuera del ancianato disfrutando de un café y un cigarrillo. Estaban hablando de cosas de la vida cuando de repente empezó a llover.

Llovía y llovía, pero una de las mujeres seguía ahí calmadamente y empezó a buscar en su bolso. Erna sacó un condón y se lo puso al cigarrillo. Luego continuó fumando, tranquilamente.

Olga:

– ¿Qué es eso?

Erna:

– Es un condón, ¿no ves?… Con este truco el cigarrillo no se moja si llueve.

Olga:

– ¿Y dónde lo has conseguido?

Erna:

– Pero Dios mío, hoy en día puedes comprar condones en casi todas las tiendas. O en la farmacia.

El día después Olga fue a la farmacias más cercana, aparcó su andador en la calle y entró. Caminó y buscó algo por un momento, luego fue a la caja.

El farmacéutico quedó un poco sorprendido cuando una dama de 81 años preguntó por un paquete de 12 condones. Pero no se atrevió a preguntar para qué necesitaba los condones, aunque estaba muy curioso.

En cambio le preguntó un poco avergonzado:

– ¿Que marca quieres?

Olga:

– No importa, solamente que le sirvan a un Camel.

El farmacéutico se estaba desmayando.

¡Por favor comparte esta maravillosa historia si también te hizo reír!

Añadir comentario