El marido entra en pánico cuando la esposa fríe huevos, espera a que él revele el porqué

Todos pasamos por momentos difíciles, y todos tenemos momentos en los que nada nos apetece más que escuchar una historia divertida.

La historia que os voy a contar ocurrió una mañana normal. Y os preguntaréis qué tiene de especial que un desayuno de un día normal se haya compartido miles de veces. Cuando lleguéis al final lo entenderás y querrás darle también al botón de compartir 😉

El marido entra en pánico cuando la esposa fríe huevos, espera a que él revele el porqué

Una mujer está en la cocina friendo unos huevos.

De repente su marido entra en la cocina, mira los huevos y contiene la respiración con pánico.

“Ten cuidado”, dice él. “¡CUIDADO! ¡No pongas más aceite! ¡Dios mío! Estás friendo muchos a la misma vez. ¡DEMASIADOS!”.

La mujer mira desconcertada a su marido, pero sigue cocinando.

“¡Dales la vuelta! ¡DALES LA VUELTA AHORA! Necesitamos más aceite, ¡rápido! ¡Más aceite, se van a pegar!”.

La mujer se queda mirándolo fijamente y le grita:

“¡¿TE HAS VUELTO LOCO?! ¡¿Es que crees que no sé cómo freír unos huevos?!”.

El hombre se calma entonces. Se da la vuelta hacia su esposa y le dice tranquilamente:

“Solo quería que experimentases lo que yo siento cuando voy conduciendo el automóvil y tú vas sentada al lado”.

¡Compártelo con tus amigos en Facebook y alégrales el día con esta historia divertida!

El marido entra en pánico cuando la esposa fríe huevos, espera a que él revele el porqué

Añadir comentario