Él le cedió su asiento a una embarazada y entonces ella le obsequió esto…

Yvonne Lin, es una diseñadora de 38 años de edad, que hace poco se embarazó por segunda vez y aunque eso conllevaba para ella una gran felicidad, también tuvo que soportar todos los síntomas que aquejan a los jóvenes madres.

Náuseas, mareos, dolores de espalda y la dificultad de moverse con una enorme barriga… todo es peor cuando una tiene que abordar el transporte público.

Si bien cualquier podría pensar que las embarazadas son afortunadas por tener preferencia en cuanto a los asientos, la triste realidad es otra. Prácticamente ningún hombre la dejaba sentarse al verla abordar.

Quienes siempre le cedían su lugar, eran otras mujeres, mayoritariamente afroamericanas o latinas.

Fue entonces que Yvonne decidió hacer un peculiar experimentó. Empezó a cargar en su bolso una pequeña estatuilla de bronce, con la figura de un sujeto que se asemejaba muchísimo a Hulk y la siguiente inscripción en su placa:

“#1 TIPO DECENTE. Primer hombre en ofrecer su lugar a una mujer embarazada que ha atravesado por dos embarazos”.

Ella se lo daría como premio al primer chico que tuviera la caballerosidad de cederle su asiento. Pero con tan mala suerte que en ocho largos meses, ninguno de los hombres con los que se topó intentó hacerlo; y eso que llevaba ropas que dejaban ver su evidente barriguita.

Finalmente, un día se encontró con Ricky Barksdale, quien al principio no pareció notar su estado. Luego la miró, súbitamente se sobresaltó y se paró de su lugar.

“Por favor, siéntate aquí, acabo de darme cuenta”, le dijo.

Parecía muy avergonzado y a Yvonne le pareció muy dulce su comportamiento. Después de aceptar su ofrecimiento, sacó la estatuilla de su bolso y se la entregó, sorprendiéndolo gratamente.

La mujer espera crear más conciencia con esto, sobre la caballerosidad actual para con las embarazadas o personas que necesiten un lugar en el transporte.

Añadir comentario