Hizo el desayuno de sus hijos y los mato por un error que miles de personas cometen todos los días

Una madre del municipio Aldama en Tamaulipas, México, cometió un pequeño error que le costó la vida de sus hijos. Esta es la historia de Josefina, quien se levantó muy temprano para ir al mercado y comprar algunos alimentos para prepararle el desayuno a sus hijos pequeños, María de 6 años y Agustín de 8 años.

Los dos estudiaban por la mañana, así que decidió hacerles un rico y nutritivo desayuno para que estuvieran llenos de energía en la escuela y evitar que comieran muchas golosinas. Les iba a preparar unos huevos revueltos con jamón y un jugo de naranja natural.

Les ordenó a sus hijos que se bañaran en lo que ella preparaba los alimentos, así que los pequeños se levantaron y siguieron las órdenes de su madre. Los ingredientes ya estaban listos, se lavó las manos y estaba por empezar a preparar el desayuno. Cuando iba a comenzar con la preparación de los alimentos, su hija se acercó y le dijo: “Mamá, me quiero bañar, pero Agustín no sale del baño”, así que ella simplemente le gritó: “Agustín, deja de jugar con el agua y ya salte”.

Hizo el desayuno de sus hijos y los mato por un error que miles de personas cometen todos los días

Agustín salió y María se metió a bañar mientras él se cambiaba, peor a Josefina le dieron ganas de ir al baño, así que entro rápidamente y mientras hacía en el baño su celular sonó, vio que era un mensaje de su esposo, le contestó, término de ocupar el baño y se lavó las manos.

Siguió preparando los huevos y siguió contestando los mensajes de su esposo cada vez que tenía la oportunidad. Término de prepararlos, los niños se los comieron y fue a dejarlos a la escuela.

A los pocos minutos de haber llegado a casa, recibió una llamada, en la cual le dijeron: “¿Señora Josefina? No sabemos muy bien qué fue lo que pasó, pero sus hijos van camino al hospital”.

Hizo el desayuno de sus hijos y los mato por un error que miles de personas cometen todos los días

Enseguida llamó a su marido y partieron hacia el hospital, al llegar, los médicos les informaron que los niños estaban muy graves, tenían una fiebre incontrolable debido a la bacteria de la salmonella, así que se trataba de fiebre tifoidea. La bacteria ya había infectado el 80% del cuerpo de los niños y había destruido sus intestinos.

Los médicos determinaron que se habían infectado en el desayuno, y después de unas cuantas preguntas, determinaron que cuando josefina uso el celular en el baño quedaron algunas partículas de excremento, infectando su celular y después su mano cuando contesto los mensajes mientras hacía el desayuno.

Añadir comentario