La radiografía asombra a médicos de todo el mundo: Ahora los padres advierten a otros papás

Cuando uno tiene hijos por primera vez es cuando se da cuenta de cuántos peligros se esconden en casa esquina de la casa. Cosas que uno nunca se podría haber imaginado se convierten de repente en zonas de riesgo.

Muchas personas intentan cambiar cosas en casa para hacerla más segura, pero estar pendiente de cada pequeño detalle es sencillamente imposible.

Y eso es lo saben bien estos padres, que han vivido una experiencia horrible que ahora protagoniza titulares en todo el mundo.

El niño americano (de origen chino) Chen Chen, de 2 años, estaba saltando un día en su cama, cosa que suelen hacer mucho los niños. En mitad de un salto se tropezó y se cayó.

¿Un aterrizaje difícil? Pues claro, pero desafortunadamente tuvo peor mala suerte que solo una caída.

Al tropezarse cayó sobre un enchufe que había en el suelo.

Por si esto no fuera suficiente, la cabeza del niño dio directamente sobre los 3 partes salientes del enchufe.

Los padres lo llevaron rápidamente al hospital.

Las radiografías mostraron que el enchufe se había introducido en la cabeza del niño.

La terrorífica radiografía dejó tanto a la familia como los médicos impactados.

El niño fue operado inmediatamente para intentar sacar el enchufe sin causar más daños.

Tras tres horas de operación los médicos consiguieron sacar el enchufe de la cabeza del pequeño.

No sabe aún si al niño le quedarán secuelas, pero los médicos optimistas y creen que el pequeño se recuperará.

Esta terrible historia demuestra lo difícil que es asegurar la casa contra peligros para los más pequeños, pero lo importante que es tener en cuenta estas cosas para tenerlas en cuenta en nuestro hogares. Especialmente hoy en día, que tenemos tantos aparatos electrónicos en nuestras casa.

Añadir comentario