Esta mujer agarra el secador y apunta al auto que pasa por su calle. ¡Lo que pasa entonces es una absoluta locura!

Jean Brooks es una apacible anciana de 64 años de edad, que vive en una de las tantas calles de Inglaterra.

Como a cualquier persona, y especialmente si se es de la tercera edad, ella lo único que quiere es tener tardes tranquilas en su casa, pero no siempre es posible debido a los automovilistas y motociclistas que conducen con exceso de velocidad.

No es solo el ruido que hacen lo que molesta a la abuelita, sino el peligro en el que ponen a muchos transeúntes y a ellos mismos. Pero claro, no hay mucho que hacer con respecto a los desconocidos que circulan cerca de la casa de uno… o eso era lo que pensaba ella, hasta que se le ocurrió una original idea. Para muchos sonará descabellada, pero lo cierto es que le ha dado excelentes resultados.

Jean tomó su secadora para el cabello y parada desde la puerta de su jardín, le empezó a apuntar con ella a los vehículos que pasaban. Inmediatamente, todos bajaban la velocidad al verla.

¿Por qué? Los conductores piensan que está sosteniendo un aparato de control de velocidad, igual al que tienen los policías.

¡Mira a continuación como sale a darle lo suyo a estos pillos!

Si tan solo observaran más de cerca, se llevarían una gran sorpresa al darse cuenta del ingenio de esta viejecita. Desde que Jean sale de casa armada con su secadora, las carreras son menos frecuentes; aunque muchas personas se llevan un sobresalto al tener que frenar de manera tan repentina.

Su ocurrencia ha causado sensación en las redes sociales y tampoco ha faltado quien quiera imitarla. Y es que hay que admitir que los conductores irresponsables se han convertido en un auténtico problema.

¿Tú harías como ella o se te ocurre una idea mejor que esta?

Añadir comentario