Toda tu vida cocinaste mal las palomitas de maíz y nadie te lo dijo

No hay nadie que no ame un buen tazón de palomitas de maíz. Naturales, con mantequilla, con caramelo o tantos otros aditivos sabrosos, la verdad es que son el acompañamiento perfecto para una película o pasar un buen rato entre amigos. Por eso, tal vez te sorprendas de saber que hasta ahora, prácticamente todos las habíamos estado cocinando mal.

Las palomitas que normalmente adquirimos en el supermercado para hacer instantáneamente, no son la opción más saludable. En lugar de seguir consumiéndolas, puedes optar por esta receta, que es más sana e igual de sabrosa.

Lo primero que tienes que hacer, es conseguir granos de maíz naturales. Vértelos en un recipiente que puedas meter al microondas, tomando la medida de un cuarto de taza por cada individuo que vaya a comer. Para aderezar, busca una barra de mantequilla y corta una cucharada por persona, (también las puedes hacer sin mantequilla, si quieres un bocadillo sin grasa).

Pon el recipiente con las palomitas en el microondas y encima, un plato extendido con los trocos de mantequilla encima. Calienta todo por alrededor de tres minutos, hasta que los granos revienten convirtiéndose en la deliciosa botana que queremos.

Saca todo del horno. Notarás que la mantequilla se ha derretido, por lo que no te queda más que verterla sobre tus palomitas, para darles ese rico sabor que tanto te encanta disfrutar cuando vas al cine.

De esta manera, te libras de muchos químicos y conservadores dispuestos en las bolsas instantáneas, y que a largo plazo te pueden provocar enfermedades como cáncer y diabetes, además de hacerte subir más de peso. ¡Seguro que tú ni siquiera estabas enterado de esto! Además, como te habrás podido dar cuenta, este procedimiento tampoco se demora mucho.

Así que no lo dudes más, ¡y a comer se ha dicho!

Añadir comentario