20 Alimentos para Prevenir un Infarto

Mantener el corazón sano y tus arterias libres de grasa, es un trabajo más simple de lo que crees; pero nos gusta hacerlo complicado consumiendo todo tipo de alimentos procesados, que contribuyen a aumentar los niveles de colesterol y otras grasas malas en la sangre.

Lo cierto es que una dieta sana y balanceada, es lo único que necesitas para prevenir problemas como los infartos y la hipertensión.

Los siguientes 20 alimentos en específico, son los mejores para mantenerte alejado de los ataques al corazón sin recurrir a los medicamentos.

20 Alimentos para Prevenir un Infarto

Espinacas

No son tan ricas en hierro como por años nos han hecho creer, pero sí en ácido fólico y potasio, lo que es bueno para evitar que se eleve la presión y los infartos.

Nueces

Solo un puñado al día basta para que te llenes de grasas buenas Omega 3, que combaten las grasas saturadas y te ayudan a mantener la memoria intacta, así como tus articulaciones.

Brócoli

Tanto la presión arterial como el corazón, son dos cosas que puedes mantener bajo control comiendo más de este vegetal, que contiene grandes dosis de vitamina K y calcio.

Caqui

No es una fruta muy conocida, sin embargo es económica y la puedes encontrar en diversos mercados. Su sabor dulce es agradable y tiene la facultad de reducir el colesterol, gracias a sus esteroles.

Cereales integrales

Alimentos como el arroz integral, el trigo, la avena y el pan de grano, no solo son excelentes para la digestión por estar repletos de fibra, sino que además evitan que los triglicéridos aumenten.

Sandía

Esta deliciosa fruta es rica no solo en agua, sino en óxido nítrico, una sustancia muy benéfica que dilata los vasos sanguíneos, facilitando la circulación de la sangre.

Granada

Lo que hace tan especial a esta fruta, es la presencia de fitoquímicos, los cuales producen óxido nítrico al igual que en las sandías, y hacen la sangre más ligera.

Aguacate

Frutos estupendos y repletos de grasas benéficas, esenciales para preservar el equilibrio entre el colesterol bueno y el que no necesitas. Indispensable en todo tipo de dietas.

Cúrcuma

Esta especia oriental es antiinflamatoria, previene la acumulación de grasa encima de los músculos y mantiene el metabolismo activo. Además, le da un sabor delicioso a bebidas y platillos diversos.

Algas marinas

Es impresionante lo nutritivas que son, debido a su abundancia en antioxidantes, minerales y vitaminas, Consumirlas con frecuencia puede reducir el colesterol hasta en un 15%.

Canela

Lo más recomendable es que consumas una cucharadita diaria, para prevenir la acumulación de grasas saturadas en las arterias y mantener tu circulación sanguínea activa.

Café

Una rica taza de café orgánico es muy buena para disminuir las posibilidades de sufrir un infarto, hasta en un 20%. No obstante, no deberías consumir más de 4 tazas diarias, pues los excesos de cafeína son contraproducentes.

Queso

Lo mejor es consumir quesos ligeros, como el cottage o el panela, pues están elaborados con menos grasas y mucho calcio, que definitivamente le hace bien a la sangre.

Té verde

Otra bebida muy recomendable por ser rica en antioxidantes e ideal para paliar el estrés. Un par de tazas diarias, son suficientes para absorber los niveles de colesterol.

Aceite de oliva

Su abundancia en grasas buenas es perfecta para controlar tus niveles de triglicéridos. Lo mejor es usarlo presando en frío, pues calentarlo puede cambiar su composición.

Salmón

Este pescado conocido por sus bajos niveles de grasa, pero también por contener ácidos grasos como el Omega 6, que contribuyen a reducir los triglicéridos que obstruyen los vasos sanguíneos.

Arándanos

Así como sucede con las bananas, son una fuente de potasio ideal, ya sea que los consumas como fruto o en jugo. Dos vasos de zumo al día limpiarán tu sangre significativamente.

Jugo de naranja

Recién exprimido y fresco, es ideal para regular la presión arterial, gracias a los antioxidantes, vitaminas y minerales que lo conforman. Por no mencionar las necesarias dosis de vitamina C.

Espárragos

No solo atacan el colesterol, sino que hacen los suyo al impedir que las venas se obstruyan y se inflamen. Los puedes comer crudos o cocidos.

Añadir comentario