Cuando nació solo pesaba medio kilo, pero hoy es un bebé diferente

Los bebés prematuros siempre son motivo de preocupación para sus padres, y es que siendo más delicados que tienen más tiempo de formación en el vientre de sus madres, necesitan todo tipo de cuidados exhaustivos para estar sanos.

Fue por eso que los papás de este pequeñito se angustiaron mucho, cuando con solo cinco meses de gestación, él llegaba al mundo de emergencia.

Cuando nació solo pesaba medio kilo, pero hoy es un bebé diferente

Fue uno de esos casos insólitos que, incluso entre las estadísticas de niños que nacen prematuramente, se pueden considerar raros. Siete meses es el promedio más común entre ellos y aun así hay cierto margen de riesgo.

Era tan diminuto que solo pesaba medio kilo y los doctores no tenían grandes expectativas en cuanto a su supervivencia. Pero él demostró que tenía ganas de vivir y luchó por mantenerse como todo un guerrero.

Desde el principio tuvo que permanecer en una incubadora, en la que vivió durante 107 días, ante la observación amorosa y preocupada de sus padres, y la de todo el personal médico. Cuando ese lapso de tiempo transcurrió, el pequeñito estaba tan sano y había crecido tan considerablemente, que todos lo consideraban un milagro viviente.

Conmovido, su padre decidió documentar su primer año de vida desde el principio, en un vídeo que le ha dado la vuelta a las redes sociales.

Cuando nació solo pesaba medio kilo, pero hoy es un bebé diferente

Cada momento grabado es precioso, desde que fue colocado hasta la incubadora hasta esos días en los que crecía poco a poco. Hoy, se sabe que es un niño completamente normal y feliz, pero eso no habría sido posible sin haber estado rodeado de tanto cariño y de una familia tan excepcional.

Son pruebas como estas las que nos hacen darnos cuenta, de que la vida es demasiado preciosa como detenernos ante las adversidades. Si este chiquitín pudo salir adelante, ¿cómo no vas a poder hacerlo tú?

Añadir comentario