Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Inglaterra es conocida por ser uno de los países más caros del mundo y vivir especialmente en Londres, su capital, puede ser todo un desafío a la hora de encontrar vivienda.

Sin embargo, existe un lugar que paradójicamente es más barato que dicha ciudad y sorpresa: es un castillo.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

El Molly’s Lodge se halla en el interior de la encantadora aldea de Long Compton, ubicada en el condado de Warwickshire.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Está considerado como un castillo de grado II y data de la época de 1830.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

El célebre arquitecto británico Edward Blore lo edificó con la idea de que formara parte del Weston Park Estate, para lo cual tomó un terreno de 0,61 hectáreas.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Como curiosidad aparte, Blore también estuvo a cargo de otros importantes proyectos como la ampliación del Palacio de Buckingham y la restauración del Palacio de Lambeth. Esta casita es una de sus obras menos conocidas, pero no por eso deja de ser encantadora.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Su exterior es magnífico y sus interiores están perfectamente conservados, con ese estilo clásico que caracteriza a las viviendas de la campiña inglesa.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Sus comodidades incluyen una bonita sala de estar, cocina, baño, un dormitorio estupendamente decorado al que se accede por medio de una escalera de caracol, y un comedor con amplias ventanas. El salón también dispone de una auténtica chimenea antigua hecha con hierro fundido.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

El jardín desde luego, es amplio y precioso y posee un pequeño estanque bordeado por mosaicos, además de un área para sentarse al aire libre. Y por si esto fuera poco, la propiedad cuenta con su propia casa de invitados; una vivienda adjunta de tamaño nada despreciable.

Vivir en el castillo más pequeño de Inglaterra cuesta menos de lo que esperas

Y finalmente, ¿de cuánto es el precio de esta magnífica joya? Nada menos que 550,000 libras esterlinas. ¿Te sigue pareciendo demasiado costoso? ¡Sigue siendo más económico que vivir en Londres!

Añadir comentario