El herrete, ¿sabes qué es y para qué se usa?

El mundo está lleno de detalles curiosos en los que no siempre reparamos o de los que tal vez, no sabemos ni por donde empezar para buscar la respuesta. Hoy te mostraremos uno de los más populares, del que tal vez ya te habías hecho un par de preguntas o sino, puede que ni lo hayas notado. Se trata de algo que está presente en todos los zapatos y que es muy poco conocido.

herrete cordon significado

Significado de herrete

¿Has notado esas pequeñas puntas de plástico que se encuentran al final de las agujetas? Seguramente sí, aunque ya no uses tenis ni el tipo de calzado que las tiene. Estas cositas tienen el nombre de herrete.

Pueden ser no solamente de plástico, sino también de hojalata o alambre, aunque el primer material es el más común.

Sinonimo de herrete

En algunos lugares, también se conocen como acetatos. Pero no existen sinónimos para los herretes.

Herretes para cordones

Si bien parece que no tienen mucha utilidad, lo cierto es que cumplen una muy importante función, o mejor dicho varias. La más relevante son los herretes para cordones que consiste en mantener las hebras de tela de la agujeta juntas, evitando que de deshilachen y la echen a perder. Otra, es la de hacer más fácil pasar entre los orificios del zapato, ¿te imaginas lo difícil que sería meter tus agujetas por ahí sin ellos?

Como también habrás podido darte cuenta, los herretes facilitan la sujeción de cada agujeta, haciendo que incluso las puedas tomar solo con un par de tus dedos, para que sea más sencillo atarlas.

Y por último, no podemos negar que también hace que se vean más bonitas. No serían lindas ni tan fáciles de manipular si tuviéramos tan solo los cordones deshilachados; ¡sería una pesadilla tener que atarnos los zapatos!

¿Cuándo se comenzaron a usar cordones en los zapatos?

Son una de las cosas más comunes y cotidianas en la vida de cualquier persona en cualquier parte del mundo, aunque lo cierto es que la mayor parte del tiempo, suelen pasar desapercibidos. Los cordones en el calzado son tan simples como indispensables, pues no solo mantienen nuestros zapatos en su lugar sino que a menudo, añaden estilo a cualquier modelito.

Por eso resulta tan curioso preguntarse quien los inventó. Sorprendentemente nadie sabe a ciencia cierta la respuesta a esta pregunta, pues son un objeto que se remonta a varios miles de años de antigüedad.

Claro que no siempre fueron como los conocemos en la actualidad.

Las culturas más antiguas ya hacían uso de cordones o arreglos por el estilo, para mantener el calzado en su sitio. Los romanos por ejemplo, usaban correas hechas de piel para atarse las sandalias. La gente de Mesopotamia por otra parte, utilizaba cuerdas pequeñas para amarrar trozos de piel en sus tobillos y pies.

A estos datos se suma el descubrimiento del zapato más antiguo del mundo, en las profundidades de una cueva de Armenia.

Este objetó causó un gran revuelo en el momento de su revelación, pues se determinó que tenía por lo menos unos 5,500 años de antigüedad. Fue algo insólito el que se conservara tan bien durante todo ese tiempo.

Lo que sí se sabe sobre la proliferación de los cordones, es que hubo un hombre que se aprovechó de su inmensa popularidad, mejorando su uso al introducirlos en ojales y colocando un herrete al final para evitar que los hilos se soltaran. Su nombre era Harvey Kennedy y en 1790 revolucionó por completo el mercado, al vender su producto.


Gracias a los cordones, Kennedy hizo una fortuna y renovó la industria del calzado al darnos agujetas como las conocemos hoy en día.

Como reparar herretes o las puntas rotas de los cordones

Nadie puede negar que los cordones de nuestro calzado, son una de las cosas más indispensables que hay en casa, aunque la mayor parte del tiempo ni lo notemos. Eso sí, no hay nada peor que levantarte una mañana, ponerte tus zapatos favoritos y darte cuenta de que las puntas de tus agujetas están estropeadas, desluciendo tu modelito e impidiéndote ponértelo como se debe.

Si esto te ha ocurrido alguna vez y estás pensando en desechar esos cordones viejos, ¡no lo hagas! Todavía tienen remedio y es por eso que a continuación, te proponemos tres maneras fáciles de arreglarlos.

  1. Arréglalos con esmalte. Si la punta de tu cordón se ha deformado, lo único que debes hacer es colocarla dentro de un frasquito con esmalte transparente (o del color que prefieras), y dejarla así toda la noche. Por la mañana, te darás cuenta de que se ha endurecido y ahora puedes usarlo con normalidad.
  2. Quémalos un poco. Esta solución es ideal para cordones deshilachados, ya que no hay nada como el fuego para olvidarse de este problema. Con mucho cuidado, toma un mechero o una cerilla y acerca la punta de la agujeta, a fin de poder sellarla con el calor. Cuando se enfríe notarás que vuelve a ser la de antes.
  3. Usa cinta adhesiva. Busca un celo transparente y envuelve con un trozo pequeño, el extremo del cordón que quieras arreglar. Lo mejor es darle varias vueltas, para asegurarte de que queda resistente. Esta es una de las soluciones más sencillas y que puede sacarte en cualquier apuro.

Emplear alguno de estos trucos siempre es mejor que ir a comprar agujetas nuevas.

Así que ahora ya lo sabes, intenta poner en práctica cualquiera de estos métodos y te darás cuenta de que tus cordones quedan como nuevos.

La canción del herrete en Phineas y Ferb

Hay cosas que a pesar de ver todos los días, pasan ante nuestros ojos como si fueras invisibles y ese es el caso del diminuto objeto que vas a conocer el día de hoy. Siendo de por sí uno de los inventos más subestimados, los cordones para el calzado cuentan con un minúsculo detalle que todos los días pasa desapercibido pero que hace poco, fue sacado a relucir por uno de los programas infantiles más populares hoy en día.

Phineas y Ferb es una caricatura del canal de Disney, que cuenta las aventuras de dos niños y sus amigos, cada vez que construyen todo tipo de cosas extraordinarias o hacen cosas demasiado extravagantes para su edad. Lo más curioso (y divertido) del show, es que absolutamente todos los capítulos cuentan con un número musical, y varios de ellos han sido compartidos miles de veces por las redes sociales.

En uno de ellos precisamente, se hace referencia a ese detalle que mencionábamos al principio, la punta de los cordones en los zapatos que nadie tiene idea de como se llama.

Durante una de sus andanzas, Phineas y Ferb se dan cuenta de lo extraño que es esto, y deciden investigar con uno de sus amigos para averiguar el nombre correcto. El resultado de esta aventura es “la canción del herrete”, un momento musical lleno de color y cultura absurda que irónicamente, ha llamado mucho la atención de miles de internautas.

La puedes escuchar a continuación y de paso, aprenderte este dato tan poco práctico pero hilarante.

Y tú, ¿ya sabías como se llamaba esa pequeña punta que existe al extremo de cada cordón? Si tu respuesta es sí, esperamos que la canción al menos te haya gustado. Y si respondiste que no, puedes estar seguro de que nunca más se te olvidar.

Apuesto a que tú ni te imaginabas todo lo que oculta un objeto tan “insignificante”. Cada día se aprende algo nuevo.

Añadir comentario