El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Qiannan Buyei es un rincón de Guizhou en China, donde sucede un fenómeno que por años ha sido un misterioso para muchos investigadores.

El mismo ocurre en un acantilado del llamado Monte Gandeng, formado por múltiples paredes rocosas. Aquí, cada treinta años exactamente se puede observar como emergen unas piedras lisas, con la forma perfecta de un huevo.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Sorprende darse cuenta de que literalmente, aparecen de la nada. Nadie los ha colocado ahí, sea humano o animal. Aunque bien podría hacerse caso a la superstición de que, en lo más recóndito de este pasadizo, existe un ave mitológica capaz de obsequiar a la gente con sus huevos.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Cada uno puede alcanzar el tamaño de un huevo de avestruz y se producen hasta unos setenta, por cada canto del acantilado.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Debido a esto, el quebrado ha sido bautizado en mandarín como Chan Dan Ya, que significa literalmente “pared de roca que pone huevos”.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Recién apenas, algunos geólogos se han atrevido a dar una explicación del como y por qué se forman estas figurillas. De acuerdo con las pruebas que se han practicado en el terreno, las paredes de rica datan del período cámbrico, hace 500 millones de años.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

La piedra caliza abunda en su interior. A causa de la erosión y del tiempo que esta tarda en afectar las rocas, estas pueden adoptar la forma de un huevo conforme se van asentando los sedimentos, que por cierto, son más pesados que los que se pueden encontrar en otras partes del mundo.

El misterioso acantilado del que salen ‘huevos’ cada 30 años

Hoy en día sin embargo, es muy difícil encontrar los valiosos huevos de piedra. La mayoría de ellos son robados para ser puestos a la venta en el mercado negro, pues en China se cree que le acarrearán fortuna y riqueza a todo aquel que posea uno.

Suena increíble, ¿verdad?

Añadir comentario