Ella quería darle una lección a su novio, pero la vida terminó dándole una lección que no olvidará jamás

La tecnología y las redes sociales han ayudado a muchas personas a comunicarse y reencontrarse sin problemas.

Pero, aunque están hechas para “facilitarnos la vida”, en algunas ocasiones pueden terminar afectando nuestras vidas, como es el caso de las relaciones que se acaban por culpa de las redes sociales.

Todo comenzó cuando Adolfo Infante, novio de Katya Jiménez compartió en su perfil una foto en donde salía una joven de buen cuerpo en traje de baño. Esto, como es de esperar, no le agrado para nada a Katya, así que ella publicó en su muro una foto de ella en bikini y decía:

Pues mi novio compartió está foto de una chava súper buena y bonita en traje de baño, pero lo curioso es que no me deja subir fotos en traje de baño. Así que mira mi amor, espero ser tan bonita como ella y espero también compartas mi foto”.

Ella quería darle una lección a su novio, pero la vida terminó dándole una lección que no olvidará jamás

Los llevaban algún tiempo saliendo juntos y estaban enamorados. Pero el problema de la foto causó que se creara todo un drama en Facebook.

Ella quería darle una lección a su novio, pero la vida terminó dándole una lección que no olvidará jamás

Compartió fotos del perfil de su novio, el tema de que estaban “casados”, cómo pasaron juntos su graduación y luego comenzó a publicar y subir fotos “sexys” a su perfil y en su muro. Katya siguió creando todo un espectáculo y no dejaba que nadie olvidara el tema.

Pero en una de sus fotos en bikini, cuando el tema se había comenzado a compartir más y la gente le comentaba demasiado público:

“Amigos, aborten misión. Me corto”

Ella quería darle una lección a su novio, pero la vida terminó dándole una lección que no olvidará jamás

Lo que deja claro que hizo que Adolfo se molestara por todo el espectáculo que estaba haciendo.

Esto hizo que ella se arrepintiera de todo el espectáculo que había hecho y publicó un mensaje de disculpas en su muro:

Ella quería darle una lección a su novio, pero la vida terminó dándole una lección que no olvidará jamás

Oigan no me malinterpreten, Adolfo es el mejor novio del mundo y es de las pocas veces que comparte ese tipo de cosas, lo amo demasiado y para nada es un mal chavo ni creo que merezco algo mejor. Solo lo compartí como juego y por qué si me enoje la verdad, pero Adolfo me valora y me da mi lugar. No le tengan rencor. Adolfo te amo regresa conmigo”.

Así, si tienes pareja debes de tener cuidado con todo el tipo de contenido que compartes, ya que tienes que estar consciente que tu pareja también lo va a ver.

Añadir comentario