Este es el motivo por el que no deberías tirar los dientes de leche de tus hijos

Perder dientes de leche es una etapa porque todos hemos pasado. Por más doloroso o molesto que sea a veces, a los niños les hace ilusión para poder colocarlos debajo de su almohada y recibir algo a cambio. Sin embargo, algo que probablemente no sabías es que todavía después de caerse, estas partes del cuerpo siguen teniendo una gran utilidad, por lo cual no deberías desecharlas por completo.

Este es el motivo por el que no deberías tirar los dientes de leche de tus hijos

Y es que de acuerdo con algunos estudios, los dientes de leche contienen importantes células madres, que en el futuro podrían salvar a sus propietarios de un montón de enfermedades.

Para preservar este material genético, se necesita de unas condiciones especiales.

En el mundo existen ya bancos que se encargan de almacenar ciertas partes corporales, como los dientes de leche o los cordones umbilicales. Las células inclusas son tan poderosas mientras aún están activas, que podrían servir hasta para la formación órganos nuevos, en caso de padecimientos como el cáncer o fallas renales.

Para el caso de los dientes de leche, existe una investigación que data del 2003, en la que se reveló como su contenido celular era primordial para reparar varios tejidos. Este, hallado en la pulpa dental, sería capaz de reconstruir neuronas, huesos, cartílago y hasta células del corazón.

Otra ventaja que se le atribuye radica en el tratamiento de la diabetes mellitus del tipo 1, al concentrarse en el páncreas para volver a estabilizar los niveles de insulina.

El único inconveniente es que una vez que se pierden estos dientes, hay que actuar rápido, pues las células madre suelen morir en un lapso de 48 horas. La ayuda de un buen dentista, en caso de que se las quiera preservar en un banco, es necesaria a fin de transportar cada diente de la manera más adecuada y sin riesgo.

Añadir comentario