Este gato y perro aman viajar juntos, y sus imágenes son absolutamente enternecedoras

Los excursionistas Cynthia Bennett y su novio adoptaron a un perro en 2014 y le llamaron Henry.

Al principio, Bennett eligió tener un perro mezcla de golden retriever, pero luego se encontró con Henry en un evento de adopción. Tenía solo 14 semanas de edad, pero ya era cinco veces más grande que los otros cachorros de la misma edad.

Cuando se acerco a Henry por primera vez, él simplemente se acurrucó en su regazo, se puso de bruces y giró la cabeza sobre su brazo. Fue entonces cuando supo que él era el indicado.

“Creo que solo lo tuvimos durante tres días cuando lo llevamos a nuestra primera caminata”, dice Bennett. “Encontró la roca más empinada y alta, y corrió hasta la cima para mirar por el borde”. Es por eso que comenzaron a llamarlo su “pequeña cabra de montaña”.

Hace unos meses, la pareja decidió que les gustaría tener otra mascota en su familia. Bennett realmente quería un gatito en adopción, y después de cinco meses de búsqueda en los refugios finalmente encontraron una mezcla de gatitos siameses llamada Baloo.

Le presentaron el gatito a su perro y Baloo se enamoró de Henry; todo lo que quería era jugar y acurrucarse con él.

No pasó mucho tiempo hasta que Baloo comenzó a hacer sus primeros viajes juntos. “Recibo muchas preguntas sobre cómo lo acostumbramos a él.

Pero él realmente lo ama. Él realmente quiere salir “, dijo Bennett. “Si toco la correa de Henry, [Baloo] comenzará a gritar en la puerta”.

Más fotos en su Instagram: @henrythecoloradodog

Añadir comentario