“Lion”, como un joven de la India se reunió con su familia por medio de Google Earth

Es una de las películas más fuertes en la competencia por los premios Óscar de este año. “Lion” ha cautivado a millones de personas en las salas de cine, pero más fascinante aún que su envolvente trama y sus increíbles actuaciones, es la historia real que se esconde detrás de este fenómeno de Hollywood.

Saroo era un niño de cinco años que en 1986, vivía con su familia en Ganesh Talai, un humilde barrio de la ciudad de Khandwa, a más de 1,000 kilómetros de la capital de la India. Su situación económica era precaria, por lo que su hermano mayor, Guddu ganaba algo de dinero barriendo vagones ferroviarios. Un día, él le pidió acompañarlo. Cuando de llegar a la estación de Burhanpur, el pequeño se quedó dormido en un vagón de tren

Catorce horas más tarde, se despertó en Calcuta, sin rastro de su hermano por ningún sitio.

Solo y asustado, Saroo se convirtió en un niño de la calle. No sabía leer, ni escribir, de modo que fue incapaz de conseguir ayuda para volver a casa. Un joven lo llevó ante las autoridades, que tras un intento fallido de rastrear a su familia, lo declararon perdido y lo instalaron con la Sociedad India para el Patrocinio y la Adopción.

Gracias a esta organización, el chico fue adoptado por Sue y John Brierley, una pareja Australiana que lo llevó a vivir a Tasmania. Diecinueve años después, en el 2005, Saroo decidió buscar él mismo sus raíces de origen.

Con ayuda de sus recuerdos, algunos cálculos matemáticos y Google Earth, determinó el lugar exacto en el que solía vivir con su madre, Kamla Munshi. Finalmente, se reencontraron en el 2012, cuando él viajó a la India para buscarla. También se enteró de la triste noticia del fallecimiento de su hermano.

Añadir comentario