Este año se cumplen 174 años de la Pasión de Cristo en Iztapalapa

Es una de las tradiciones más antiguas del barrio de Iztapalapa en la Ciudad de México y este 2017, se ha visto exenta de polémica.

La representación de la Pasión de Cristo, supone una costumbre muy querida para los cientos de habitantes que habitan en los barrios de La Asunción, San Ignacio, Santa Bárbara, San Lucas, San Pablo, San Miguel, San Pedro y San José; que juntos conforman la mayor delegación defeña.

Hace 174 que se instauró dicho recorrido, en agradecimiento al Señor del Santo Sepulcro, al cual se le atribuyó la protección de los habitantes en contra del brote de cólera que afectó a la capital.

Entre los preparativos del viacrucis, se encuentra una convocatoria anual para hallar al actor que de vida a Jesucristo, misma que se efectúa tres meses antes, (por lo menos).

Son muchos los requisitos que deben reunir los potenciales actores para ser elegidos. Los primeros, una gran espiritualidad y reputación intachable, además de provenir de cualquiera de los barrios de Iztapalapa. Ser trabajador, sin vicios, no ostentar tatuajes, tener una gran condición física y ser soltero, los que le siguen.

Este año, se suponía que fuera Erick Eduardo Guzmán quien encarnara a Jesús en La Pasión; sin embargo, el descubrimiento de un acta matrimonial lo ha obligado a renunciar a tamaño papel. Si bien alega que en realidad nunca concluyó con el trámite, la situación ha causado gran revuelo en el Comité de Honor y Justicia a cargo del evento.

Finalmente, ellos recurrirán a otro de los seis semifinalistas que lograron llegar hasta la última etapa de selección actoral.

Y es que de acuerdo con las casas parroquiales de Iztapalapa, en realidad ningún hombre es digno de representar a Jesucristo, pero conviene transmitir una imagen de humildad, amor, fe y mucha bondad al intentarlo.

Añadir comentario