El misterioso enigma del río de Andorra que amaneció teñido de color verde

Muy preocupados se quedaron los vecinos de Andorra al levantarse y ver que el río Valira, que baja hasta La Seu d’Urgell en Lérida, mostraba un extraño color verde en sus aguas.

De inmediato, se emitió una alarma por contaminación y el gobierno no tardó en responder. Lo que más se temía era el regreso del norovirus, que hace tiempo intoxicó por casi un año la Font d’Arinsal, afectando de gastroenteritis a buena parte de la población de Barcelona y Tarragona.

rio valira de andorra amanecio teñido de color verde

Dicho incidente terminó con la clausura de la planta embotelladora que funcionaba en las cercanías, durante el mes de Abril. Ahora, la compañía francesa Antea Grupo ha comenzado a inyectar trazadores en el agua, con el fin de investigar dicho brote, lo que ha culminado en este misterioso color.

rio valira de andorra amanecio teñido de color verde

Para tranquilidad de los ciudadanos, se ha informado que las sustancias empleadas no son tóxicas, ni suponen riesgo alguno para el Medio Ambiente.

Lo más importante es que son diluyentes, por lo que es cuestión de tiempo para que desaparezcan del líquido y las aguas regresen a la normalidad. Así lo ha señalado el alcalde Albert Batalla desde el Ayuntamiento de la Seu d’Urgell.

rio valira de andorra amanecio teñido de color verde

Si bien se espera que los trabajos de investigación prosigan durante varios días, también se ha aclarado que ya no se emplearan más colorantes.

En un plazo estimado entre seis y ocho semanas, la empresa debería haber recabado información suficiente para llevar a cabo un informe de la pasada contaminación, para entregarse máximo tres meses después.

rio valira de andorra amanecio teñido de color verde

Gracias a los datos que sean conseguidos en la misma, las autoridades de Andorra podrán decidir que hacer para eliminar cualquier rastro de norovirus o elementos contaminantes del Valira. Por ahora, nos quedan unas fotos muy interesantes de sus aguas, que parecen todo menos inofensivas con esa brillante tonalidad esmeralda.

Añadir comentario