10 cosas que las mamás mexicanas hacen diferente a las de Estados Unidos

No cabe duda de que la maternidad entre México y Estados Unidos se puede vivir de maneras muy distinta, y el mejor ejemplo de ellos, son las costumbres varias que las madres en varios países suelen manejar de un modo diferente.

Si no nos crees, tan sólo échale un vistazo a las que recopilamos enseguida:

1.- Planear la fiesta del primer año. En México es tan obligatoria como la del bautizo, la comunión, la confirmación, los XV años, el día en que el niño o la niña obtuvo su licencia de conducir y demás… la fiesta nos encanta y encontrar un pretexto es lo de menos, pero nunca puede faltar. Y obviamente, con pisto.

2.- Dormir con los niños. En Estados Unidos, este asunto es algo serio, casi tabú. No muchos ven con buenos ojos que los hijos pequeños duerman en la misma cama que sus madres; varios pediatras incluso cuestionan a las mujeres respecto al tema. Pero para las mexicanas por el contrario, es natural permitir que ellos duerman a su lado hasta cierta edad.

3.- Aliviar enfermedades. Todas las madres del otro lado confían solo en los médicos para aliviar hasta un resfriado, pero una buena jefa mexicana, sabe como usar hierbas e ingredientes caseros para curarlo todo. Desde la gripa hasta una inflamación.

4.- Hacer sesiones fotográficas. A las mamás estadounidenses les encanta hacerlas para cada ocasión, desde Navidad hasta Pascuas, fotos de verano, de la escuela, de festivales y demás. En México no es tanto así; es más, las sesiones a veces ni se hacen a menos que sea para algún documento de la escuela.

5.- La comida. Otra cosa en la que las mamis mexicanas son expertas, es en preparar sabrosas comidas caseras y muy elaboradas, como moles, arroces, sopas, frijolitos y múltiples guisados que nos abren el apetito. Eso no es tan común en Estados Unidos, donde las comidas que se preparan rápido y sin muchos ingredientes, son las preferidas por las familias.

TE PUEDE INTERESAR:

6.- El café y el refresco. En Estados Unidos se sorprenden de ver como muchos niños pequeños (alrededor de un año) toman Coca Cola y otros refrescos. En México, lo hacen al saber que haya también hay infantes que toman café. Costumbres muy distintas que obedecen a los antojos de los más chiquitos.

7.- Las niñeras. Las madres de Estados Unidos piden las mejores referencias para contratar una nannie, les revisan sus documentos, les piden que sepan CPR y técnicas varias para tratar con niños. Para las mexicanas es más fácil recurrir a dejarlos con la mamá, la tía, la suegra o algún otro familiar. Nada como tener esa confianza.

8.- Seguridad en los coches. Las madres y padres estadounidenses pueden ir a parar a la cárcel, por el simple hecho de no transportar a sus bebés en un car seat especial dentro del auto. Si bien en México esto no es obligatorio, tal vez debería, para prevenir más accidentes.

9.- La hora de la siesta. Para las mamis estadounidenses, el bed time es algo sagrado y por ahí de las siete de la tarde, ya están mandando a dormir a sus niños sin excusas. En México los pequeños pueden durar despiertos hasta las diez u once de la noche. Y aún es temprano para muchas madres.

10.- El día de Reyes. Sabemos que en Estados Unidos esta es una tradición inexistente, lo cual es una pena. Para las mamás mexicanas, no hay nada como ver la emoción de los niños el 6 de enero, con sus regalos y su deliciosa Rosca de Reyes, acompañada de un buen vasito de chocolate o atole.

Añadir comentario